Usar una correa de perro especial para bicicleta es la opción más segura.

Tienen un elemento extensible que amortigua los tirones bruscos del perro si es que se producen, además, las hay que mantienen una distancia de seguridad entre la bicicleta y el perro mediante una barra de separación y que es más segura para perros inquietos o poco acostumbrados a pasear junto a la bicicleta, protegiéndoles de este modo de los pedales o las ruedas.

Correa para pasear en bicicleta con tu perro

Correa bicicleta para perro

 

 

 

 

 

Correa para pasear con tu perro

Correa de perro para bicicleta con barra

Si su perro es pequeño y ronda los 8 kg podrá pasear en una cesta o bolsa para bicicleta, van sujetas a la parte delantera o trasera de la bici y llevan una correa interior para la sujección del perro, evitando de este modo que éste pueda saltar o caerse accidentalmente.

Cesta para transportar a su perro en bicicleta                           Cesta para perro de bicicleta

 

 

 

 

 

Bolsa para transportar perros en bicicleta

Bolsa transportín de bicicleta

También existen en el mercado gran variedad de remolques para perros, muy útiles en trayectos largos o para perros que no pueden correr o aguantar largas caminatas, en estos remolques irán encantados sin perderse un detalle. También les puede servir como refugio en caso de acampada.

Remolque para llevar a tu perro en bicicletaCon tantas facilidades, ¿Quién no se anima?